Primera consulta dental del Bebé

 

La primera visita de un niño al odontopediatra no debe pasar de los 12 meses de edad.

Lo ideal sería que el recién nacido fuera llevado al consultorio dental, para que los padres reciban la primera información sobre salud y PREVENCION de las enfermedades bucodentales.

Sin embargo, en la práctica los padres se presentan con el recién nacido a consulta por alguna patología bucal, o por traumatismos ocasionados por los dientes neonatales (bebés que nacen con uno o dos dientes) y por tanto les ocasionan lesiones ulcerativas en lengua e impiden el alimentarlos cómodamente.

 
 

 
 

Todo el proceso de educación y formación de un niño, en todos los sentidos, requiere esfuerzo por parte de los padres, demanda tiempo y energía. Para obtener una óptima salud bucal, exige también mucha tenacidad y paciencia, más los beneficios no se harán esperar, lo que nos dará como resultado, niños libres de caries..  Recordemos:   LA PREVENCION NO DUELE.

 
 

En esta época en que vivimos, en la cual la estética es tan importante, vale recordar que una sonrisa saludable siempre será bella. No hay oro, perla o piedra preciosa que sustituya un diente perdido.

 
 

El rol del odontopediatra es la de mantener una óptima salud bucal de sus pacientes, debiendo evaluarlos en forma periódica , y educar a los padres sobre la importancia de la higiene dental. La aparición del primer diente en el bebé provoca en la familia alegría y también ansiedad, porque muy frecuentemente el pequeño no duerme bien, está intranquilo y babea mucho. Lo primero que vemos es que la encía se empieza a agrandar porque el diente quiere erupcionar, es la edad en que el bebé se lleva objetos a la boca y quiere ante todo morder, produciendo una isquemia, es decir la no circulación de la sangre, aliviándole en consecuencia el dolor. En estas circunstancias, lo ideal es que se tenga a la mano, medicamentos que son a base de anestésicos tópicos y se apliquen en el área afectada, dando masaje al mismo tiempo que el anestésico hace su efecto, se aconseja aplicarlo unos dos minutos antes de alimentarlo.

 
 

 
 

La prevención de los problemas dentales , es un objetivo en conjunto de padres e hijos bajo el control de su odontopediatra, siendo los padres quienes deberán instruir al niño para que empiece a realizar el cepillado por sí mismo y estarán atentos a que lo haga correctamente. Nos queda claro que son los responsables de la higiene bucal hasta que el niño cumpla los 6 o 7 años de edad.

 
 

 
 

Dra. Gloria A. Curiel Ponce
Práctica privada exclusiva para bebés, niños y adolescentes
Dirección: Moctezuma # 844 Zona Centro
Ensenada, B. C., México C.P. 22800
Tels. (646)174 0995/ 174 0465
e-mail:
dentalsanchezcuriel@hotmail.com